Antes de la ejecución de una obra civil o de una edificación es necesario ejecutar cierto tipo de acciones sobre el terreno.

Generalmente una de las principales actividades en esta etapa es la eliminación de todo tipo de elementos que puedan interferir con el movimiento de las máquinas y de los trabajadores, hay que despejar el terreno de arbustos, rocas y desperdicios.

Estas acciones son realizadas mayormente con la ayuda de maquinaria especializada como la que disponemos en ESAMA.

Antes de hacer cualquiera de estas acciones se debe llevar a cabo un replanteo, para que la maquinaria y los camiones de transporte puedan acceder fácilmente a la zona en la que se realizarán los trabajos, para lo cual se establecen las rutas de traslado de las máquinas y se prepara la superficie para las siguientes etapas.